Hombre en estado crítico luego de ahogarse con un pedazo de carne en la cena de año nuevo

Hombre en estado crítico luego de ahogarse con un pedazo de carne en la cena de año nuevo
Brian O'Neill

OMAHA, Neb.- Cientos de personas asistieron a un servicio el lunes por la noche, rezando por la recuperación de un hombre originario de Omaha que sigue en estado crítico después de que se ahogó en la comida de la celebración de Año Nuevo.

La iglesia católica St. Robert Bellarmine, 11802 Pacific St., fue alistada para el servicio de Brian O’Neill, de 51 años, quien ha sido sedado desde que se realizó una cirugía de emergencia en el hospital, dijo su hermano, Mike O’Neill.

Los fieles oraban en silencio y en voz alta, incluso recitando el rosario. Un sacerdote ofreció algunas observaciones sobre el impacto que Brian y su familia han tenido en la parroquia, donde ha entrenado equipos de béisbol y baloncesto a lo largo de los años.

Mike O’Neill dijo que su hermano, que vende muebles de oficina en Duet Resource Group en Omaha, “todavía se mantiene” el lunes por la noche. Pero hoy será desmamado de los medicamentos que lo mantenían sedado, dijo el hermano, y los médicos podrán revisar las respuestas de Brian después de haber sido privado de oxígeno “Fue un desafortunado accidente”, dijo Mike O’Neill.

Brian O’Neill y su esposa, Joan, estaban sentados en una mesa en la fiesta anual de Año Nuevo de un amigo en Provisions by The Gray Plume, una sala de fiestas, en 3157 Farnam St. cuando un pedazo de carne se alojó en su vía aérea, lo que finalmente lo dejó inconsciente, según un informe policial.

El personal de la sala de fiestas llamó al 911 poco antes de la medianoche, mientras que cinco hombres -incluyendo un médico y un sargento de policía de Omaha que trabajaba cerca- se turnaban en la maniobra de Heimlich, según el informe. Después de muchos intentos fallidos, el médico trató de abrir la vía aérea utilizando un cuchillo de carne para una traqueotomía, dijeron las autoridades.

Pero incluso ese intento no funcionó cuando llegaron los paramédicos, según la policía. Los profesionales médicos finalmente pudieron abrir la vía aérea en la ambulancia poco después de llegar al hospital, dijo Mike O’Neill.

Dijo que el apoyo de la comunidad en los días transcurridos desde el incidente, especialmente de la gente en St. Robert y Skutt Catholic High School, donde los dos hijos de Brian y Joan O’Neill se graduaron, ha sido “fantástico”.

La participación en el culto de la iglesia del lunes por la noche “fue increíble”, dijo Mike O’Neill “Nos gustaría agradecer a todos por sus oraciones”, dijo. Y pidió que continuaran. “La familia sigue manteniendo la esperanza… por un milagro” finalizó.

Comparte:
Commentarios