El Gobernador de Nebraska Pete Ricketts quiere ser reelegido

LINCOLN – El domingo por la tarde, el Gobernador Pete Ricketts y el Vicegobernador Mike Foley tuvieron un mensaje para los ciudadanos de Nebraska.

“Hemos estado haciendo el trabajo y les pedimos que nos contraten por un periodo más”, dijo Ricketts.

Ricketts anunció su oferta esperada delante de una sala llena de partidarios en el cuartel general del GOP en Lincoln. El ex empresario y ahora gobernador, habló notablemente como un CEO, hablando de los 1.9 millones de residentes del estado como clientes.

“Estamos cambiando la cultura en el gobierno estatal, así que todo el mundo entiende por qué servimos a la gente como clientes. Por qué buscamos mejorar cada día”, dijo Ricketts.

En su discurso, Ricketts hizo alarde de sus logros en sus primeros dos años y medio como gobernador. Él dijo que ha mantenido su promesa de campaña de reducir los impuestos a la propiedad, controlar el gasto estatal sin aumentar los impuestos y, al mismo tiempo, atraer a empresas como Facebook y Cargill para invertir en el estado.

“La gente al final del día, está creciendo Nebraska y es de lo que se trata”. Creando esas oportunidades aquí en nuestro estado, para que nuestros jóvenes puedan encontrar las carreras que quieren aquí”, dijo Ricketts.

Su teniente Mike Foley dijo a la audiencia que los logros quedan un lado, Ricketts es también “es un buen hombre” aseguró.

“Tiene esa gran ética de trabajo en Nebraska, es inteligente, es ético, es todo lo que queremos en un servidor público”, dijo Foley.

Ahora, a pesar de que los demócratas no han mantenido la mansión del gobernador en casi dos décadas, creen que pueden vencer a Ricketts. El líder del Partido Demócrata de Nebraska informó a nuestra agencia hermana NCN que van a ir contra Ricketts duro en el 2018.

“No nos contamos, estamos hablando con muchos candidatos y tendremos algunas propuestas muy interesantes para presentar a los votantes para asegurarse de que tienen la posibilidad de elegir quién será el líder del estado”, dijo Kleeb.

Los opositores de Ricketts también organizaron una pequeña protesta al otro lado de la calle. El líder Michael Funk dijo que los demócratas tendrán que hacer campaña dura si quieren arrancar al gobernador.

“Tocar las puertas especialmente en las zonas rurales. Obtener buenos candidatos sólidos, tener una buena elección primaria, tal vez no una con ocho candidatos, sino dos o tres”, dijo Funk.

El anuncio se produce unos 11 meses antes de la elección primaria de 2018 en Nebraska, que está programada para el 15 de mayo. El senador estatal Bob Krist, un republicano centrista, es el único retador que considera una carrera.

Comparte:
Commentarios