Una niña es quemada con agua hirviendo como parte de un juego siniestro

Durante una fiesta de pijama,  Jamoneisha Merrit fue quemada después de que una compañera le aventara agua hirviendo por haberse quedado dormida.

Merrit fue llevada al hospital con quemaduras en su cara y cuerpo.

La presunta agresora, de tan solo 12 años, esta en poder de las autoridades.

Expertos dicen que los padres necesitan estar al pendiente de los adolescentes para prevenir juegos peligrosos como este.

Comparte:
Commentarios